Nuestra historia

"HABIA UNA VEZ..." Las historias más hermosas inician siempre de esta manera...En un pequeño pueblo de Monferrato, precisamente en Vinchio, en una pequeña empresa agrícola donde nace el buen vino, merito de las sabias manos de personas enamoradas del propio trabajo.



Inicialmente con Guido y su papá, sucesivamente con Paolo, la empresa vinícola cultiva viñedos, realiza la vinificación y embotella "néctar de vino" hace ya 70 años. ¿Por qué llamarlo "néctar de vino" y no simplemente vino? Porque para quien, como yo, está ligado a la familia Laiolo por las personas que son antes que por el vino que producen, no pueden no elogiar aquellos que son considerados sus mejores dotes...El amor que se siente, es casi un gusto, cuando se pasa el tiempo con Paolo y Anna y "la pasión", que casi puede tocarse, que trasmiten mientras producen este vino fruto de cansancios y sudores pero rico de desmedido gusto en sus ojos.

Con afecto, un amigo..
specific period

El inicio

El amor por la tierra, por este trabajo y por el resultado que este da, conquisto muchos antes Guido, quien junto a su padre jugaba en medio a los barriles y hacía divertir a amigos y clientes, que iban en busca de buenos vinos. Con el pasar de los años Guido creció hasta tomar las riendas de la empresa, las tierras y la bodega conducida por el padre. A lo largo de este camino, Guido conoce a Alfreda, su esposa y madre de sus dos hijos Gianluca y Gianpaolo, el mayor con pasión por los motores y el segundo, Paolo, cada vez más parecido a ese Guido que de niño corría por la bodega en medio a los barriles y entre las filas del viñedo.Eran miles, las preguntas que el joven Paolo hacía a Guido sobre ese trabajo tan cansado pero al mismo tiempo fascinante. Paolo creció muy rápido, trabajo fuera de casa buscando un propio camino hasta que se dio cuenta que la cúspide de su camino había estado siempre ahí, más cerca que nunca, su empresa familiar… como bien se sabe los primeros amores, amores infantiles, no se olvidan jamás...
Another period

La nueva era!

Paolo decidió conducir la empresa familiar. Con el consentimiento de papá Guido, consciente de la capacidad de Paolo de escuchar sus infinitos consejos, pero también de tomar autónomamente sus decisiones, inicia la nueva era de la empresa con un incremento de la producción del 150% en el primer año, bautizando el nacimiento de el "Da sul" (dialecto piamontés que significa solo, específicamente, sin enólogos). Paolo quería crear un vino que le permitiera emerger entre tantos productores, los comentarios iniciaron y esta extraordinaria Barbera mejoró poco a poco permitiéndole ganar innumerables e importantes premios.

Desde ese momento sus productos viajan por gran parte de Italia, Suiza, Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Japón y Perú. Este joven de cara limpia y manos de campesino (citación a Paolo en "Barolo&Co") aceptó consejos y críticas que le sirvieron y le sirven hasta ahora para crecer en continuación sin pensar de haber llegado a la meta.

One more period

anna..

Paolo conoce a Anna, que a pesar de no tener las mismas ambiciones, lo acompaña, ayudándolo en sus proyectos guiada por ese entusiasmo, ese amor por la naturaleza y por el vino propio de Paolo que la llevan a trabajar junto a él. Este amor era y es tan fuerte que dió vida al filtrado dulce "Ad Anna, l'amore per il vino".
En setiembre del 2008 llegó primero Alessia, primogénita, y en enero del 2010 Nicoló, segundo hijo. Ambos con ojos brillantes y sonrisas alegres que permiten mirar el futuro con ojos llenos de amor y tantas ganas de hacer...Ahí están, Alessia y Nicoló...corren entre las flores del viñedo y entre los barriles, entreteniendo a amigos y clientes...¿No parecen momentos ya vividos?...Y LA HISTORIA CONTINUA...Anna